Práctica Jurídica. Recurso de apelación y casación en la forma

Normas Aplicables

Se regulan estos recursos en los artículos 186 y siguientes, artículos 764 y siguientes, y en especial consideración el artículo 798 todos del Código de Procedimiento Civil.

El recurso de apelación es la institución contemplada por el legislador para los efectos de permitir la materialización de la doble instancia en nuestro ordenamiento jurídico. Se lo puede definir como el acto jurídico procesal de la parte agraviada, o que ha sufrido un gravamen irreparable con la dictación de una resolución judicial, por medio del cual solicita al tribunal que la dictó que eleve el conocimiento del asunto al superior jerárquico, con el objeto de que éste la enmiende con arreglo a derecho.

Dadas las características propias de la apelación, constituye un requisito de su esencia que el escrito, a través del cual se materializa, contenga los fundamentos de hecho y de derecho en que se apoya, como también las peticiones concretas que se formulan.

Por su parte, las causales del recurso de casación en la forma se contienen en el artículo 768 del Código de Procedimiento Civil. Dicha norma consagra: “El recurso de casación en la forma ha de fundarse precisamente en alguna de las causas siguientes:

1a. En haber sido la sentencia pronunciada por un tribunal incompetente o integrado en contravención a lo dispuesto por la ley;

2a. En haber sido pronunciada por un juez, o con la concurrencia de un juez legalmente implicado, o cuya recusación esté pendiente o haya sido declarada por tribunal competente;

3a. En haber sido acordada en los tribunales colegiados por menor número de votos o pronunciadas por menor número de jueces que el requerido por la ley o con la concurrencia de jueces que no asistieron a la vista de la causa, y viceversa;

4a. En haber sido dada ultra petita, esto es, otorgando más de lo pedido por las partes, o extendiéndola a puntos no sometidos a la decisión del tribunal, sin perjuicio de la facultad que éste tenga para fallar de oficio en los casos determinados por la ley;

5a. En haber sido pronunciada con omisión de cualquiera de los requisitos enumerados en el artículo 170;

6a. En haber sido dada contra otra pasada en autoridad de cosa juzgada, siempre que ésta se haya alegado oportunamente en el juicio;

7a. En contener decisiones contradictorias;

8a. En haber sido dada en apelación legalmente declarada desistida, y

9a. En haberse faltado a algún trámite o diligencia declarados esenciales por la ley o a cualquier otro requisito por cuyo defecto las leyes prevengan expresamente que hay nulidad. 


Tramitación

El recurso de casación se tramitan conjuntamente con la apelación y se debe dictar un solo fallo, el cual se pronunciará primero sobre la apelación desechando la casación, pero en el caso que se acoja la casación se tendrá por no interpuesto el recurso de apelación.

Se tramita de la siguiente manera: El escrito se interpone ante el tribunal inferior para que conozca y resuelva su superior jerárquico. El tribunal inferior realizará un examen de admisibilidad. Si lo declara inadmisible se puede interponer recurso de hecho en caso de la apelación.

Si lo declara admisible deberá señalar además en que efecto lo concede. Si lo concede en ambos efecto el tribunal de alzada continuará la tramitación en la misma carpeta electrónica. Si lo concede en solo efecto devolutivo, remitirá electrónicamente los antecedentes y se formará cuaderno electrónico separado cuando ingrese al tribunal de alzada, el cual le asignara un rol. La resolución que lo declara admisible se notifica por estado diario.

Una vez llegada la carpeta electrónica ante el tribunal superior, este procederá a realizar el segundo examen de admisibilidad. Si lo declara inadmisible, procederá en su caso el recurso de reposición. En cambio sí lo declara admisible, esta resolución se notificara por estado diario y comenzará a correr el plazo de cinco días para adherirse al recurso de apelación.

Trascurrido el plazo se pronunciara la resolución “autos en relación” y se procederá con la vista de la causa de ambos recursos y luego de ello se dictara fallo.

Cabe tener presente que con la nueva ley de tramitación electrónica ya no es necesario hacerse parte del recurso.