Práctica Jurídica. Procedimiento Laboral. Demanda por despido injustificado y nulidad del despido

Normas Aplicables

La demanda por despido injustificado se tramite conforme lo señalado en en el Título Primero del Libro V del Código del Trabajo.

El artículo 446 del Código del Trabajo señala que la demanda se interpondrá por escrito y deberá contener:

1. La designación del tribunal ante quien se entabla.

2. El nombre, apellidos, domicilio y profesión u oficio del demandante y en su caso de las personas que lo representen, y naturaleza de la representación.

3. El nombre, apellidos, domicilio y profesión u oficio del demandado.

4. La exposición clara y circunstanciada de los hechos y consideraciones de derecho en que se fundamenta, y

5. La enunciación precisa y concreta de las peticiones que se someten a la resolución del tribunal.

Por su parte el artículo 162 del Código del Trabajo establece: “Para proceder al despido de un trabajador por alguna de las causales a que se refieren los incisos precedentes o el artículo anterior, el empleador le deberá informar por escrito el estado de pago de las cotizaciones previsionales devengadas hasta el último día del mes anterior al del despido, adjuntando los comprobantes que lo justifiquen. Si el empleador no hubiere efectuado el integro de dichas cotizaciones previsionales al momento del despido, éste no producirá el efecto de poner término al contrato de trabajo.

Con todo, el empleador podrá convalidar el despido mediante el pago de las imposiciones morosas del trabajador, lo que comunicará a éste mediante carta certificada acompañada de la documentación emitida por las instituciones previsionales correspondientes, en que conste
la recepción de dicho pago.

Sin perjuicio de lo anterior, el empleador deberá pagar al trabajador las remuneraciones y demás prestaciones consignadas en el contrato de trabajo durante el período comprendido entre la fecha del despido y la fecha de envío o entrega de la referida comunicación al trabajador. No
será exigible esta obligación del empleador cuando el monto adeudado por concepto de imposiciones morosas no exceda de la cantidad menor entre el 10% del total de la deuda previsional o 2 unidades tributarias mensuales, y siempre que dicho monto sea pagado por el empleador dentro del plazo de 15 días hábiles contado desde la notificación de la respectiva demanda.

Tener en cuenta

El despido es injustificado cuando el empleador no puede justificar los hechos en que se justifica la causal invocada. De esta forma, deducida la acción la carga de la prueba la tiene el demandado. La demanda deberá solicitar el pago de la indemnización por años de servicios equivalente a la última remuneración mensual devengada por cada año de servicios y fracción superior a seis meses.

A dicha indemnización se le deben agregar los siguientes porcentajes, según lo señalado en el artículo 168 del Código del Trabajo:

a) En un treinta por ciento, si se hubiere dado término por aplicación improcedente del artículo 161;

b) En un cincuenta por ciento, si se hubiere dado término por aplicación injustificada de las causales del artículo 159 o no se hubiere
invocado ninguna causa legal para dicho término;

c) En un ochenta por ciento, si se hubiere dado término por aplicación indebida de las causales del artículo 160.

Por su parte, si el empleador hubiese invocado las causales señaladas en los números 1, 5 y 6 del artículo 160 y el despido fuere además declarado carente de motivo plausible por el tribunal, la indemnización establecida en los incisos primero o segundo del artículo 163, según correspondiere, se incrementará en un cien por ciento.

La demanda deberá, asimismo, indicar los hechos en que funda la acción por nulidad del despido. Se debe tener en cuenta que dicha institución implica que si el empleador no ha cumplido la obligación de enterar las cotizaciones previsionales del trabajador, el despido no produce efectos y el empleador deberá seguir pagando las remuneraciones hasta la convalidación del despido, esto es hasta que acredite el hecho de haber enterado las cotizaciones previsionales.

De esta forma, en la parte pertitoria de la demanda se deberá solicitar al tribunal que declare nulo el despido y ordene el pago de las remuneraciones hasta el entero de las cotizaciones, esto es la convalidación.