Práctica Jurídica. Excepción dilatoria de beneficio de excusión

Normas Aplicables

Se regla en los artículos 303 N°5, 305 y 307 del Código de Procedimiento Civil y artículos 2357 y 2358 del Código Civil.

El artículo 2357 del Código Civil indica que “el fiador reconvenido goza del beneficio de excusión, en virtud del cual podrá exigir que antes de proceder contra él se persiga la deuda en los bienes del deudor principal, y en las hipotecas o prendas prestadas por éste para la seguridad de la misma deuda”.

Por su parte, el artículo 2358 indica las siguientes condiciones para que se pueda impetrar el beneficio de excusión:

– Que no se haya renunciado expresamente;

– Que el fiador no se haya obligado como el codeudor solidario;

– Que la obligación principal produzca acción;

– Que la fianza no haya sido ordenada por el juez;

– Que se oponga el beneficio luego que sea requerido el fiador; salvo que el deudor al tiempo del requerimiento no tenga bienes y después los adquiera;

– Que se señalen al acreedor los bienes del deudor principal.


Tramitación

El escrito de excepción fundada en el beneficio de excusión, conforme el artículo 305 del Código de Procedimiento Civil, debe ser interpuesta dentro del término de emplazamiento, es decir desde la notificación y antes de contestar la demanda. Esta excepción dilatoria se tramitan según las normas de los incidentes ordinarios, por lo tanto, el tribunal le dará traslado al demandante para señale lo que más le convenga dentro de tercer día, trascurrido el plazo puede fallar inmediatamente o recibirla el incidente a prueba por un término de 8 días, trascurrido el plazo deberá fallar inmediatamente a más tardar dentro de tercer día.

Cabe destacar que este incidente es de previo y especial pronunciamiento, por lo tanto se suspende la tramitación hasta que sea resuelto.

Si se acoge la excepción de beneficio de excusión se podrá apelar en ambos efectos. En cambió, si se rechaza el demandado podrá apelar sólo en el efecto devolutivo.