Práctica Jurídica. Contrato de trabajo. Anexo horas extraordinarias

Normativa

El artículo 30 del Código del Trabajo señala que se entiende por jornada extraordinaria la que excede del máximo legal o de la pactada contractualmente, si fuese menor. Lo anterior implica que las horas servidas por un trabajador por sobre la cantidad que se señala en el respectivo contrato o el máximo legal de 45 horas semanales son extaordinarias y, como se señalará, deberán pagarse con recargo.

Así por ejemplo, si se pacta en el contrato de trabajo que la jornada semanal será de 42 horas, las que se trabajen por sobre ellas son extraordinarias, aún cuando el máximo legal de jornada ordinaria sea 45 horas.

Las horas extraordinarias sólo podrán pactarse para atender necesidades o situaciones temporales de la empresa. Dichos pactos deberán constar por escrito y tener una vigencia transitoria no superior a tres meses, pudiendo renovarse por acuerdo de las partes.

No obstante la falta de pacto escrito, se considerarán extraordinarias las que se trabajen en exceso de la jornada pactada, con conocimiento del empleador, lo que implica que deberá constar que aquél sabe que el dependiente se mantiene en su prestación.

El artículo 32 del Código indica que las horas extraordinarias se pagarán con un recargo del cincuenta por ciento sobre el sueldo convenido para la jornada ordinaria y deberán liquidarse y pagarse conjuntamente con las remuneraciones ordinarias del respectivo período. En caso de que no exista sueldo convenido, o éste sea inferior al ingreso mínimo mensual que determina la ley, éste constituirá la base de cálculo para el respectivo recargo.