Práctica Jurídica. Bases del remate juicio ejecutivo

Normas Aplicables

Se regulan las bases del remate en el juicio ejecutivo en los artículos 488, 489, 491, 493 y 494 del Código de Procedimiento Civil.

El artículo 489 señala señala que “el remate, con el señalamiento del día y hora en que debe tener lugar, se anunciará por medio de avisos publicados, a lo menos por cuatro veces en un diario de la comuna en que tenga su asiento el tribunal, o de la capital de la provincia o de la capital de la región, si en aquélla no lo hubiere. Los avisos podrán publicarse también en días inhábiles. El primero de los avisos deberá ser publicado con quince días de anticipación, como mínimo, sin descontar los inhábiles, a la fecha de la subasta. Si los bienes están en otra comuna, el remate se anunciará también en ella o en la capital de la respectiva región, si fuere el caso, por el mismo tiempo y en la misma forma. Los avisos serán redactados por el secretario y contendrán los datos necesarios para identificar los bienes que van a rematarse”.

Por su parte, el artículo 490 indica que “antes de verificarse el remate, puede el deudor libertar sus bienes pagando la deuda y las costas.

El artículo 491 establece que “el precio de los bienes que se rematen deberá pagarse de contado, salvo que las partes acuerden o que el tribunal, por motivos fundados, resuelva otra cosa. Las demás condiciones para la subasta se propondrán por el ejecutante, con citación de la contraria. La oposición que se formule será resuelta de plano por el tribunal, consultando la mayor facilidad y el mejor resultado de la enajenación”.

El artículo 493 precisa que “Salvo el caso de convenio expreso de las partes, no se admitirá postura que baje de los dos tercios de la tasación” y el artículo 494, por su parte, indica que “todo postor, para tomar parte en el remate, deberá rendir caución suficiente, calificada por el tribunal, sin ulterior recurso, para responder de que se llevará a efecto la compra de los bienes rematados. La caución será equivalente al diez por ciento de la valoración de dichos bienes y subsistirá hasta que se otorgue la escritura definitiva de compraventa, o se deposite a la orden del tribunal el precio o parte de él que deba pagarse de contado.

Si no se consigna el precio del remate en la oportunidad fijada en las bases, las que el secretario hará saber en el momento de la licitación, o el subastador no suscribe la escritura definitiva de compraventa, el remate quedará sin efecto y se hará efectiva la caución. El valor de ésta, deducido el monto de los gastos del remate, se abonará en un cincuenta por ciento al crédito y el cincuenta por ciento restante quedará a beneficio de la Junta de Servicios Judiciales.Se concederán sólo en el efecto devolutivo las apelaciones que interponga el subastador de los bienes embargados”.


Tramitación

Presentada la solicitud, el tribunal aceptara las bases con citación, por lo tanto, si la parte ejecutada nada dice dentro de tercer día una vez pronunciada la resolución, las bases propuestas se tendrá por aprobadas. Si por el contrario, la ejecutada objeta esta será resuelta de plano por el tribunal, consultándose para ello la mayor facilidad y mejor el resultado de la enajenación. En este caso será el juez quien en último término, pero con ciertas limitaciones establecidas en la ley fije las bases del remate.

En cuantos a los avisos del remate y sus bases, se deben realizar 4 publicaciones para que estos se publiquen en días hábiles, el primero de ellos debe tener una anticipación de 15 días anteriores a la fecha de la subasta. El aviso debe ser redactado en la práctica por el abogado, conteniendo este los datos necesario para identificar el bien que se va rematar. Redactado deberá ser presentado ante el secretario del tribunal para que lo certifique, para luego poder presentarlo ante el diario designado, una vez publicado los cuatro avisos, hay que exhibir los recortes de las publicaciones en los diarios donde estos fueron divulgados, para que el secretario lo certifique en el expediente.