Práctica Jurídica. Abandono del Procedimiento

Normas Aplicables

Se regla en los artículos 152,153, 154 y 156 del Código de Procedimiento Civil.

El primero de ellos señala: “El procedimiento se entiende abandonado cuando todas las partes que figuran en el juicio han cesado en su prosecución durante seis meses, contados desde la fecha de la última resolución recaída en alguna gestión útil para dar curso progresivo a los autos”.

El artículo 154 señala por su parte: “Podrá alegarse el abandono por vía de acción o de excepción, y se tramitará como incidente”.

La norma del artículo 155 del Código de Procedimiento Civil indica que “Si, renovado el procedimiento, hace el demandado cualquiera gestión que no tenga por objeto alegar su abandono, se considerará renunciado este derecho”.

El artículo 156 agrega que “No se entenderán extinguidas por el abandono las acciones o excepciones de las partes; pero éstas perderán el derecho de continuar el procedimiento abandonado y de hacerlo valer en un nuevo juicio.

Subsistirán, sin embargo, con todo su valor los actos y contratos de que resulten derechos definitivamente constituidos”.


Tramitación

El abandono puede alegarse por vía de acción o de excepción, y en ambos casos, se tramitara como incidente, de acuerdo al procedimiento de los incidentes generales (artículos 89, 90 y 91 CPC), por lo tanto, presentada la solicitud el tribunal dará traslado a la contraparte, para en el plazo de tres días este conteste, transcurrido el plazo el tribunal puede fallar inmediatamente o recibir la incidencia a prueba por un término de 8 días, trascurrido el plazo dictara fallo inmediatamente o dentro de tercer día. Cabe tener en cuenta que esta solicitud es el primer escrito que se debe presentar una vez que se ha reiniciado el procedimiento trascurrido seis meses.


¿Qué dice la doctrina?

1.- Sentido y alcance de voz “prosecución”

[Cabe tener presente que la voz “ prosecución” , en su sentido natural, equivale a la “ acción de proseguir” y ésta es definida como “ seguir, continuar, llevar adelante lo que se tenía empezado” (Diccionario de la Lengua Española, 22ª Ed) ligado a la noción de litigio o juicio, dicho vocablo refiere al dinamismo que las partes interesadas imprimen al avance del pleito hacia su resolución y se reconoce en la actitud materializada en actos procesales “ al constituirse, modificarse, impulsarse o definirse una relación procesal] (Stoeherel Maes, Carlos, “De las Disposiciones comunes a todo procedimiento y de los incidentes”. Editorial Jurídica de Chile, pág. 195).

2.- Sentido y alcance de cesación en tramitación del juicio

[Se habrá cesado en la tramitación del juicio cuando, existiendo la posibilidad de que las partes del proceso realicen actos procesales útiles a la prosecución del mismo, omiten toda gestión o actuaciones tendientes a preparar los elementos que permiten llegar al estado de sentencia. Por consiguiente, sólo cabe decir que todas las partes de un juicio han cesado en su prosecución, cuando teniendo los medios conducentes para instar por la terminación del pleito se niegan a utilizarlos, sea por negligencia u otra causa dependiente de su voluntad] (Wilson Gallardo, Alma, “Del Abandono del Proceso”. Editorial Jurídica de Chile, pág. 20).

3.- Litis

[La relación procesal múltiple se perfecciona solamente cuando todos los demandado se encuentran emplazados, desde ese instante existe juicio, el cual constituye una unidad que no es posible fraccionar para tener por constituida la litis] (Correa Selamé, Jorge. El Abandono del Procedimiento. Editorial Thomson Reuters, pág. 83).

4.- Preclusión

[Va de suyo que para que las diversas etapas del proceso puedan desarrollarse de un modo serial, gradual, consecutivo y progresivo será necesario disponer la clausura definitiva de cada de una de aquéllas por medio de la preclusión, evitando así el retorno a etapas procesales extinguidas o consumadas] (Adolfo Borthwick, Adolfo. “Principios Procesales”. MAVE Editor, pág. 113).

5.- Naturaleza jurídica resolución que resuelve incidente de abandono

[En cuanto a la resolución recaída en la gestión sobre abandono de la instancia… está fuera de dudas que tal resolución es una sentencia interlocutoria, ya que establece derechos permanentes en favor de las partes; pero no es esto simplemente, sino que asume todavía la particularidad de hacer imposible la prosecución del juicio si es de índole afirmativa , manteniendo tal calificación, por cuanto no reviste los caracteres de sus congéneres, como la sentencia de término, la resolución que acepta el desistimiento de la demanda o aprueba la transacción de las partes”] (Anabalón, Carlos.”Tratado Práctico de Derecho Procesal”. Editorial Jurídica de Chile, págs. 64 y 65).

[Si la resolución es pronunciada en la primera instancia y niega lugar al abandono, será susceptible de apelación desde el momento en que estamos en presencia de una sentencia interlocutoria (artículo 187 Código de Procedimiento Civil)] (Casarino Viterbo, Mario. “Manual de Derecho Procesal”. Editorial Jurídica de Chile, Tomo III, pág, 334).

[No es dudoso el pronunciamiento en el sentido de tratarse de una sentencia interlocutoria la que resuelve el incidente de abandono del procedimiento aparece fundado en la naturaleza de la cuestión controvertida en el incidente y en el claro tenor literal del artículo 158 del Código de Procedimiento Civil y la distinción que se hace entre la sentencia que acoge o desecha el incidente de abandono del proceso estriba en que la primera es una sentencia interlocutoria de aquellas que hacen imposible la continuación del juicio; y, la segunda es una simple sentencia interlocutoria] (Wilson Gallardo, Alma. “Del Abandono del Proceso”. Editorial Jurídica de Chile, págs. 78 y 79).

6.- Abandono del Procedimiento en Juicio Ejecutivo

[Para los efectos de establecer los requisitos que deben concurrir para solicitar el abandono del procedimiento en el juicio ejecutivo, es menester distinguir: a) si el ejecutado opuso excepciones dentro del término de emplazamiento y no se ha dictado sentencia ejecutoriada en la causa pronunciándose respecto de ellas. En este caso, el ejecutado deberá solicitar el abandono del procedimiento siempre que concurran los requisitos generales que los hacen procedentes, esto es, que exista la paralización del juicio ejecutivo durante seis meses, que todas las partes que figuren en él hayan cesado en su prosecución y que no se haya dictado sentencia ejecutoriada en la causa] (Casarino Viterbo, Mario. “Manual de Derecho Procesal”. Editorial Jurídica de Chile. Tomo III. pág. 180).