Práctica Jurídica. Abandono del Procedimiento. Juicio ejecutivo

Normas Aplicables

Las normas aplicables son los artículos 152 y 156 del Código de Procedimiento Civil.

La primera de esas normas señala: “El procedimiento se entiende abandonado cuando todas las partes que figuran en el juicio han cesado en su prosecución durante seis meses, contados desde la fecha de la última resolución recaída en alguna gestión útil para dar curso progresivo a los autos”.

El artículo 156, por su parte, indica que “No se entenderán extinguidas por el abandono las acciones o excepciones de las partes; pero éstas perderán el derecho de continuar el procedimiento abandonado y de hacerlo valer en un nuevo juicio.

Subsistirán, sin embargo, con todo su valor los actos y contratos de que resulten derechos definitivamente constituidos”.


Tramitación

El escrito debe ser presentado en la OJV en el cuaderno principal o ejecutivo, el abandonó puede alegarse por vía de acción o de excepción, y en ambos casos, se tramitara de acuerdo al procedimiento de los incidentes ordinarios, por lo tanto, presentada la solicitud el tribunal dará traslado a la contraparte, para que en el plazo de tres días este conteste, transcurrido el plazo el tribunal puede fallar inmediatamente o recibir la incidencia a prueba por un término de 8 días, trascurrido el plazo dictara fallo inmediatamente o dentro de tercer día.


Tener en cuenta

Si la última gestión útil del procedimiento de apremio fue anterior a la sentencia, el plazo (3 años) se cuenta desde que el fallo final quedo ejecutoriado, precisión que se debe indicar en la solicitud.


¿Qué dice la doctrina?

[Para los efectos de establecer los requisitos que deben concurrir para solicitar el abandono del procedimiento en el juicio ejecutivo, es menester distinguir: a) si el ejecutado opuso excepciones dentro del término de emplazamiento y no se ha dictado sentencia ejecutoriada en la causa pronunciándose respecto de ellas. En este caso, el ejecutado deberá solicitar el abandono del procedimiento siempre que concurran los requisitos generales que los hacen procedentes, esto es, que exista la paralización del juicio ejecutivo durante seis meses, que todas las partes que figuren en él hayan cesado en su prosecución y que no se haya dictado sentencia ejecutoriada en la causa] (Casarino Viterbo, Mario. “Manual de Derecho Procesal”. Editorial Jurídica de Chile. Tomo III. pág. 180).