Práctica Jurídica. Demanda tercería de pago

Normas Aplicables

Se regla en los artículos 518 N°4, 527, 528, y 529 del Código de Procedimiento Civil.

La tercería de pago se fundamenta en el hecho de que el embargo trabado por un acreedor sobre los bienes del deudor no confiere a aquél ninguna preferencia ni impide que otros acreedores persigan los mismos bienes, de modo que si ninguno de los acreedores puede invocar alguna causal legal de preferencia, ni el deudor tiene otros bienes que los embargados, el producto de dichos bienes se distribuirá a prorrata entre los diversos acreedores.

Entonces, para que proceda la tercería de pago, se deben cumplir dos condiciones, primero, que el crédito del tercerista conste en un título ejecutivo y, segundo, que el deudor no tenga otros bienes que los embargados para hacer el pago de los créditos del ejecutante y del tercerista, pesando sobre el tercerista la carga de acreditar ambas circunstancias. Sin embargo, presentado el título ejecutivo con la demanda de tercería y demostrada la ausencia de otros bienes, el ejecutante sólo podrá excluir al tercerista de concurrir al pago sobre el producto del bien embargado, a prorrata de sus créditos, si alegare y justificare en el procedimiento incidental a que da lugar la tercería, la existencia de alguna preferencia.


Tramitación

La oportunidad para interponerla es una vez trabado el embargo y antes de que se haya efectuado el pago al ejecutante, además es necesario que el tercerista posea un título ejecutivo.

Se tramita ante el tribunal en que se sigue el juicio ejecutivo, y de acuerdo a las normas de los incidentes ordinarios, se interpone en contra del ejecutante y ejecutado y las notificaciones durante su tramitación se realizan por estado diario, aunque algunos tribunales exigen que se realicen por cedula.

Si se llega acoger la tercería el producto del remate se distribuirá a prorrata entre el ejecutante y el tercerista, antes de fallarse los dineros se mantendrán en la cuenta corriente del tribunal.