Práctica Jurídica. Medida precautoria. Secuestro de bienes

Normas Aplicables

Se regla en el artículo 2249 del Código Civil y los artículos 290 Nº1, 291, 292 y 302 del Código de Procedimiento Civil.

El artículo 291 indica que “Habrá lugar al secuestro judicial en el caso del artículo 901 del Código Civil, o cuando se entablen otras acciones con relación a cosa mueble determinada y haya motivo de temer que se pierda o deteriore en manos de la persona que, sin ser poseedora de dicha cosa, la tenga en su poder”.

Por su parte, el artículo 292 añade que “Son aplicables al secuestro las disposiciones que el Párrafo 2° del Título I del Libro III establece respecto del depositario de los bienes embargados”.


Tramitación

Presentada la solicitud el tribunal resolverá concediendo la medida en la forma solicitada. En la misma resolución fijará un plazo para notificar a la contraparte la medida precautoria concedida y ordenará formar cuaderno separado.

Con esta resolución, ya se puede encargar la diligencia al receptor judicial para que proceda a notificar la medida precautoria a quien tenga los bienes en su poder quedando como depositario provisional (secuestre). Es posible que el tribunal designe a un tercero como secuestre o al mismo solicitante. En este caso, en la misma resolución que la concede deberá fijar, además, día y hora para proceder con el retiro de los bienes.

Este retiro se efectuará una vez notificado a quien tiene la cosa en su poder y en el día y hora fijada por el tribunal.

La contraparte una vez notificada de la medida o cuando tome conocimiento de ésta puede oponerse. En ese caso, se dará origen a incidente ordinario.