Sumario:

Entendiendo que la presentación de 27 de agosto de 2018 de la demandante tiene por objeto subsanar los vicios que presentaba el libelo, teniendo el Tribunal por cumplido lo ordenado por resolución de fecha 28 de agosto del actual, correspondía dar curso progresivo a los autos, por lo que la naturaleza jurídica de la resolución recurrida es un decreto que no altera la sustanciación regular del procedimiento, motivo por el cual no es apelable (Corte de Apelaciones de Valparaíso, 9 de octubre de 2018, Rol 2234-2018).


Valparaíso, nueve de octubre de dos mil dieciocho.
Visto:
A fojas 1, comparece doña Yasna Pérez Espinoza, abogado, en representación de la demandada Clínica Ciudad del Mar, en autos ordinarios sobre indemnización de perjuicios caratulados “Felzensztein con Clínica Ciudad de Mar y otro”, Rol C-721-2018 seguidos ante el Primer Juzgado Civil de Viña del Mar, deduciendo recurso de hecho en contra de la resolución de fecha 31 de agosto del presente año, que negó lugar al recurso de apelación subsidiario deducido por su parte en contra de la resolución de 28 de agosto de 2018, que tuvo por modificada la demanda y ordenó que rigiera el plazo establecido en el artículo 308 del Código de Procedimiento Civil.
Señala que el tribunal del grado acogió la excepción dilatoria de ineptitud del libelo opuesta por su parte, ordenando a la parte demandante subsanar los vicios de su demanda. En supuesto cumpliendo a lo ordenado, la demandante realiza una presentación a través de la cual los actores hacen modificaciones y complementos sustanciales a la demanda primitiva, concretamente modifican el régimen de responsabilidad civil por el cual se demanda al codemandado Dr. Alvaro Vargas como también la forma en que se ha solicitado la condena de los codemandados, excediendo lo ordenado por el tribunal.
Indica que dicha presentación es resuelta por el tribunal de primera instancia con fecha 28 de agosto, teniendo por cumplido lo ordenado, por modificada la demanda en el sentido señalado y al escrito como parte integrante de ella, ordenando que rija el plazo establecido en el artículo 308 del Código de Procedimiento Civil.
En contra de dicha resolución, dedujo recurso de reposición con apelación en subsidio, toda vez que las modificaciones y complementos efectuados por el actor debían entenderse como una nueva demanda para los efectos de su notificación.
Refiere que el tribunal a quo declaró improcedente a apelación, señalando como único fundamento la naturaleza de la resolución recurrida.
Considera que la resolución que tiene por modificada una demanda goza del carácter de un decreto, providencia o proveído, en los términos del artículo 158 inciso segundo del Código de Procedimiento Civil, y si la misma ordena proceder conforme al artículo 308 del Código de Procedimiento Civil, altera la sustanciación regular del juicio, toda vez que debió resolverse en aplicación de lo prescrito por el artículo 261 del mismo cuerpo legal, por lo que la resolución es apelable por configurarse la situación de excepción contenida en la segunda parte del artículo 188 del Código de Procedimiento Civil.
A fojas 6, rola informe de la Jueza recurrida Sra. Gabriela Guajardo Aguilera, precisando en síntesis, que se tramita un juicio ordinario, en el que se acogieron las excepciones dilatorias presentadas por los demandados, ordenando a los demandantes subsanar los vicios de la demanda que eran falta de claridad en los fundamentos de derecho, pues no se precisaba bajo qué régimen de responsabilidad demandaba ni en la forma en que debía condenar al pago de los demandados, si conjunta o solidariamente, cumpliendo la demandante lo ordenado, precisando que demanda conforme a las normas de la responsabilidad contractual y solicitando se les condene solidariamente al pago. El tribunal con fecha 28 de agosto de 2018 tuvo por cumplido lo ordenado y por modificada la demanda, ordenando que rija el plazo del artículo 308 del Código de Procedimiento Civil.
Menciona que contra la resolución señalada, la demandada Clínica Ciudad del Mar deduce incidentes de corrección del procedimiento, en subsidio recurso de reposición y en subsidio de ambos, apela. Con fecha 31 de agosto de 2018, rechazó el incidente de nulidad y el recurso de reposición subsidiario. En cuanto a la apelación subsidiaria, fue denegada atendida la naturaleza de la resolución recurrida, pues la resolución que manda contestar la demanda dentro del plazo del artículo 308 del Código de Procedimiento Civil, no es más que un simple decreto, según la definición del artículo 158 del Código de Procedimiento Civil, pues no resuelve incidentes ni recae sobre trámites que sirvan de base para el pronunciamiento de una sentencia, y tiene solo por objeto determinar o arreglar la substanciación del proceso.
A fojas 9, se trajeron los autos en relación.
Con lo relacionado y considerando:
Entendiendo que la presentación de 27 de agosto de 2018 de la demandante tiene por objeto subsanar los vicios que presentaba el libelo, teniendo el Tribunal por cumplido lo ordenado por resolución de fecha 28 de agosto del actual, correspondía dar curso progresivo a los autos, por lo que la naturaleza jurídica de la resolución recurrida es un decreto que no altera la sustanciación regular del procedimiento, motivo por el cual no es apelable.
Por lo expuesto y lo dispuesto en los artículos 158, 188 y 203 del Código de Procedimiento Civil, se rechaza el recurso de hecho interpuesto a fojas 1 por doña Yasna Pérez Espinoza, en contra de la resolución de fecha 31 de agosto de 2018, dictada por doña Gabriela Guajardo, Juez del Primer Juzgado Civil de Viña del Mar en los Rol C-721-2018.
Regístrese, comuníquese y archívese en su oportunidad.
N° Civil 2234 -2018 (Hecho)
Pronunciado por la Segunda Sala de la C.A. de Valparaíso integrada por los Ministros (as) Eliana Victoria Quezada M., Maria Angelica Repetto G. y Abogado Integrante Juan Jose Manuel Perez-Cotapos C. Valparaíso, nueve de octubre de dos mil dieciocho.
En Valparaíso, a nueve de octubre de dos mil dieciocho, notifiqué en Secretaría por el Estado Diario la resolución precedente.