Sumario:

Indiscutiblemente, las cuestiones relacionadas con las costas procesales en el cuaderno de precautorias, no pueden calificarse como gestiones útiles destinadas a obtener una sentencia en la causa principal, motivo por el que esta Corte desestimará la argumentación sustentada en este sentido.


Santiago, veinticuatro de agosto de dos mil nueve.
Vistos y teniendo presente:
En cuanto al recurso de apelación de fs. 80, respecto de la resolución de fs. 75 (Rol Nº 3565-2008) del Tomo I.
1º) Que la recurrente ha solicitado que se revoque la resolución que rechazó su petición de declarar abandonado el procedimiento. Sostuvo que los autos originales se encontraban paralizados desde el 29 de noviembre de 2006 y el 12 de septiembre de 2007, habiendo transcurrido en exceso el plazo de seis meses que establece la ley para la aplicación de la sanción que solicita.
2º) Que, para una acertada decisión, resulta indispensable para esta Corte establecer la siguiente cronología de los hechos:
(a) la resolución que recibió la causa a prueba en los autos principales es de fecha 27 de octubre de 2006;
(b) en contra de ella se dedujeron recursos de reposición y apelación subsidiarios, a fs. 423 – de 13 de noviembre de 2006, por parte de la demandante; y a fs.428, de fecha 16 de noviembre de 2006, por parte de la demandada;
(c) el 24 de noviembre de 2006, por resolución de fs.444, se rechazó el último recurso de reposición y se concedió el recurso de apelación subsidiario deducido por la parte demandada;
(d) el 28 de noviembre de 2006, por oficio acompañado a fs.446 de los autos originales – correspondientes a fs.13 de estas compulsas -, la I. Corte de Apelaciones de Santiago ordenó traer a la vista el expediente principal para los efectos de proveer el recurso de reposición recaída en el expediente Rol Nº 9.250-2006, caratulados “THUNDERBIRD IEG S.A. con Superintendencia de Casinos de Juego y otro”;
(e) que el 27 de noviembre de 2006, el Sexto Juzgado Civil remitió el expediente original a esta Ilustrísima Corte de Apelaciones de Santiago;
(f) que el 30 de noviembre de 2006, según consta de fs.435 de los autos originales, y a fs.21 de estas compulsas, la parte demandante acompañó lista de testigos;
(g) que el 19 de diciembre de 2006, la parte demandada solicitó oficios y acompaña documentos, según da cuenta el escrito de fs.489 de los autos originales y 57 de las compulsas;
(h) que, el recurso de apelación que dio origen a la necesidad de remitir el expediente a la I. Corte de Apelaciones de Santiago, fue resuelto con fecha 21 de marzo de 2007;
(i) que el 5 de diciembre de 2006 se acogió la solicitud de orden de no innovar (fs.27 de los autos compulsados)
(j) que el 30 de julio de 2007, según da cuenta el escrito de fs.452 de los autos originales y a fs.20 de las compulsas, la parte demandante solicitó al Tribunal a quo dar curso progresivo al procedimiento.- En este escrito, la demandante informa del resultado del juicio en el que se incidió la apelación de la demandada, la orden de no innovar obtenida por la demandada, y la decisión de la I. Corte de Apelaciones en cuanto a acoger el recurso de apelación con fecha 21 de marzo de 2006;
(k) que el 6 de septiembre de 2007, se dictó el cúmplase de un recurso de apelación y se tuvo por recibido el expediente original devuelto por la Ilustrísima Corte de Apelaciones.
3º) Que, en virtud del artículo 152, “el procedimiento se entiende abandonado cuando todas las partes que figuran en el juicio han cesado en su prosecución durante seis meses, contados desde la fecha de la última resolución recaída en alguna gestión útil para dar curso progresivo a los autos”.
4º) Que, como es conocido, el recurso de apelación puede ser concedido en ambos efectos o en el sólo efecto devolutivo. En el primer caso, existe sólo un tribunal competente para seguir conociendo de la causa y éste no es otro que el tribunal ad quem.
En cambio, en el caso del recurso concedido en el sólo efecto devolutivo existen dos tribunales igualmente competentes para conocer de dos materias distintas: el tribunal a quo, para conocer y fallar el expediente principal, y el tribunal ad quem, para conocer y fallar el recurso de apelación.
5º) Que en el caso de autos, el recurso de apelación en que incidió la remisión del expediente fue concedido en el sólo efecto devolutivo, motivo por el que el tribunal a quo conservó su competencia para seguir tramitando el procedimiento principal.
Sin embargo ello no ocurrió, desde el momento que esta Octava Sala, por resolución de oficio de fecha 27 de noviembre de 2006, rolante a fs.17 de las compulsas, dispuso que se le remitiera el expediente original “por la vía más rápida”.
Según aparece de la resolución de fs.18, el 29 de noviembre se remitió el expediente original y que sólo fue devuelto el 6 de septiembre de 2007.
6º) Que esta situación impidió al tribunal a quo seguir conociendo del asunto principal, no siendo responsabilidad del demandante la suspensión de hecho del procedimiento.
En efecto, el abandono del procedimiento es una sanción que se aplica en los casos en que no se da curso al procedimiento por causa imputables a la inactividad de las partes, cosa que no ha ocurrido en la especie.
7º) Que, a mayor abundamiento, consta que el demandante pidió que se diera curso progresivo al procedimiento una vez que tomó conocimiento del fallo del recurso de apelación en cuya virtud fue remitido el expediente original, petición que no pudo ser resuelta por el tribunal a quo por no contar con aquél.
En cuanto al recurso de apelación de fs.168, ex fs. 65 (Rol Nº 3.567-2008), respecto de la resolución de fs. 164, ex. Fs.61 del Tomo I:
8º) Que, en el recurso de apelación la recurrente sostiene que no es procedente la resolución de 12 de septiembre de 2007, rolante a fs. 164, ex fs. 61, que tuvo por suspendido el término probatorio a partir del 29 de noviembre de 2006 y tuvo presente la lista de testigos presentada por la demandante.
9º) Que, de acuerdo con lo decidido precedentemente, el procedimiento no ha sido abandonado, encontrándose suspendido entre el 29 de noviembre de 2006 al 12 de septiembre de 2007.
10º) Que, pese a lo anterior, consta en autos que la última notificación de la resolución recaída sobre el último recurso de reposición de la interlocutoria de prueba es de fecha 24 de noviembre de 2006 – fs.444 de los autos originales -, y que la lista de testigos fue presentada el 30 de noviembre de 2006, esto es, precisamente el quinto día hábil que ordena el artículo 320 del Código de Procedimiento Civil.
11º) Que a fs. 160 – ex fs. 57 -, consta la presentación de 19 de diciembre de 2006, en la que la defensa de la demandada solicitó, en lo principal, tres oficios (dos a la Superintendencia de Valores y Seguros, uno a la Servicio de Impuestos Internos y el tercero a la Contraloría General de la Republica), y en el otrosí, acompañó documentos.
La resolución impugnada, en la parte que se refiere al escrito precedente, a lo principal dispone que se emitan los oficios, con citación, y, al otrosí, se los tuvo por acompañados con citación.-
En el recurso de apelación de la parte demandada esta resolución no fue impugnada.
En cuanto al recurso de apelación de fs.258, ex. Fs.34, respecto de la resolución de fs.256, ex fs. 32, (Rol Nº 4888-2008) del Tomo I.-
12º) Que la recurrente sostiene que desde el 12 de septiembre de 2007 hasta el 12 de marzo de 2008, no se realizaron gestiones útiles tendientes a dar curso progresivo al procedimiento y que en razón de ello, han transcurrido los seis meses que indica el artículo 152 del Código de Procedimiento Civil para aplicar la sanción procesal del abandono del procedimiento.
Añade que la resolución de 21 de septiembre de 2007 no produjo efecto alguno, puesto que no ha sido notificada conforme a la ley, y que desde esa fecha hasta el 21 de marzo de 2008 también transcurrieron seis meses.
13º) Que, la existencia de numerosas peticiones, resoluciones y actuaciones de las partes ha implicado una evidente confusión, lo que obliga a esta Corte nuevamente a establecer la cronología de actuaciones y peticiones para determinar si han o no transcurrido los seis meses de inactividad que exige la ley para la aplicación de la sanción procesal del abandono del procedimiento:
(a) a fs.225, ex fs. 1, rola la resolución de 12 de septiembre de 2007, que declaró suspendido el procedimiento y proveyó cinco escritos adicionales;
(b) a fs.226, ex fs.2, rola la presentación de la demandada en que solicitó la suspensión del procedimiento y que dio origen al expediente ingreso en esta I. Corte de Apelaciones Rol Nº 3.565-2008. En ella, en lo principal, pidió el abandono del procedimiento; en el primer otrosí pidió la suspensión del procedimiento; en el segundo otrosí pidió la reposición y apelación subsidiaria y que dio origen al expediente ingreso en I,. Corte de Apelaciones Rol Nº 3.567-2008, resuelto precedentemente; y en el tercero otrosí, dedujo recurso de apelación directa en contra de la resolución de 12 de septiembre de 2007 en el evento que se hubiere estimado que ella no era susceptible de reposición y apelación subsidiaria.-
Respecto de la petición del primer otrosí, la demandada pidió que el procedimiento fuera suspendido mientras no se fallara el incidente de abandono de procedimiento de fs.62.
(c) a fs.235 ex fs.11 – correspondientes a fs.503 de los autos originales -, consta la resolución de fecha 21 de septiembre de 2007, recaída en las peticiones precedentes, la que en lo principal, dispuso el traslado, al primer otrosí accedió a la suspensión del procedimiento, y al segundo y tercer otrosíes postergó el pronunciamiento.
(d) que no consta en autos que se hubiere practicado la notificación de la precedente resolución por cédula;
(e) que el 2 de abril de 2008, la parte de Thunderbird IEG S.A., evacuó el traslado de fs.235, ex fs.11 (Fs. 236 ex fs.12 – correspondiente a fs.504 de los autos originales –);
(f) el 29 de abril de 2008, la parte demandada solicitó el abandono del procedimiento en que incide la presente resolución (Fs.243, ex. Fs.19, fs.511 del expediente original);
(g) el 30 de abril de 2008, la parte demandada dedujo recurso de apelación en contra de la resolución de 24 de abril de 2008, que rechazó el incidente de abandono del procedimiento presentado en septiembre de 2007 y que fue resuelto en el literal (a) de la primera decisión de esta resolución; y
(h) el 5 de mayo de 2008 se tuvo por evacuado el traslado de la parte demandante;
14º) Que, sólo a fs.384 del Tomo II de estos autos acumulados, consta la respuesta al traslado conferido, el 10 de mayo de 2008, y en ella se sostiene que el procedimiento no se paralizó desde el momento que se efectuaron diversas gestiones en el cuaderno de medidas precautorias relacionada con la regulación de las costas personales;
15º) Que el plazo de seis meses que establece el artículo 152 del Código de Procedimiento Civil es continuo y no sufre suspensión por el feriado judicial y se cuenta desde la fecha de la última resolución recaída en una gestión útil para dar curso progresivo a los autos.
16º) Que, como lo señala la ley, las gestiones deben estar orientadas a continuar con la tramitación del expediente a tal punto que éste quede en estado de sentencia, esto es, hasta que se dicte la resolución que cita a las partes a oír sentencia.
17º) Que, indiscutiblemente, las cuestiones relacionadas con las costas procesales en el cuaderno de precautorias, no pueden calificarse como gestiones útiles destinadas a obtener una sentencia en la causa principal, motivo por el que esta Corte desestimará la argumentación sustentada en este sentido.
18º) Que es un principio inconcuso que las resoluciones judiciales sólo producen efectos entre las partes cuando ellas son legalmente notificadas y que la de fs.235, ex 11, de las compulsas, de fecha 21 de septiembre de 2007 no fue notificada por cédula, tal y como la misma resolución indica, de modo que puede constatarse inactividad de ambas partes en el período que media entre el 21 de septiembre de 2007 y el 2 de abril de 2008.
19º) Que no son atendibles los fundamentos de la recurrida para rechazar la solicitud de la demandada, puesto que la imposibilidad de realizar gestiones útiles corresponde a un período inmediatamente anterior al 12 de septiembre de 2007, pese a la que la solicitud de abandono del procedimiento respecto de la que ahora se pronuncia esta Corte corresponde al período que media entre el 12 de septiembre de 2007 al 29 de abril de 2008, o en subsidio, al 2 de abril de 2008.
Y vistos lo dispuesto en los artículos 152, 153, 154 y 171 del Código de Procedimiento Civil; se resuelve:
I.- Que SE CONFIRMAN en lo apelado las resoluciones de veinticuatro de abril de dos mil ocho, escrita a fojas 75 y de doce de septiembre de dos mil siete, escrita a fojas 164, ex fojas 61 de estas compulsas, con costas.
II.- Que SE REVOCA en lo apelado la resolución de veintisiete de mayo de dos mil ocho, escrita a fojas 256 del cuaderno de compulsas (antes fojas 32) que no hizo lugar al abandono del procedimiento solicitando en lo principal de fojas 226 del mismo cuaderno y en cambio, se resuelve, que se acoge el incidente de abandono del procedimiento planteado por los demandados Superintendencia de Casinos de Juegos y otro.
III.- Que atendido lo resuelto precedentemente en el motivo II que declaró abandonado el procedimiento, se omite, por innecesario, pronunciamiento respecto de las resoluciones apeladas del tomo II de las compulsas de fojas 461 (antes fojas 166 rol N° 6761-2008); de fojas 574 (antes fojas 99 rol N° 7318-2008) y de fojas 652 (antes fojas 57 rol N°8300-08.
Regístrense y devuélvanse, conjuntamente con el expediente original y sus agregados.
Redacción del abogado integrante señor Eduardo Morales Robles.